viernes, 19 de junio de 2009

TE DOY


Ahora aleja a la noche sempiterna,
la vil negrura que nos extermina,
la lúgubre oscuridad de la caverna
y démosle al río lo que el agua domina,


que tu llanto no se pase de azumbre,
que no decline el fulgor de tu rosa,
y no desvele sus nieves la cumbre
te doy mi isla una patria jubilosa,


toda la driza que anhela la bandera,
todo el pelo que expolia la cinchera,
mi equipaje que yace en la macsura,


el mejor de mis días sin tachadura,
mi expreso desatado en la bajera,
escucha te doy mi vida criatura
un obús de aliento mi primavera.