martes, 9 de junio de 2009

PREGUNTO

Dúctil. Panacea.
Vislumbrada la senda
que agota la penumbra
de un monstruo alzado
en vehemente ofrenda,
que a un dios encumbra
de encarecidos dones
para esta encrucijada
y el cual no responde,
¿dónde estás?, atiende
que señal tu pones
ninguna, como mirto encontrado,
yo te pregunto mi dios,
y mi dios no responde.