lunes, 4 de enero de 2010

HOMENAJE "J.R.Z." Victima de la violencia machista y vecina de mi pueblo


Se te fue la existencia en madrugones,
el aire en tu garganta ya no estaba
ahogada la vida ya tan cansada,
urgente y necesario en los pulmones.


Te quitaron el día no lo entregaste,
enero no es el principio de nada
ya tus ojos detienen la mirada,
en el homicida sol por el que apostaste.


Dormía la paloma con águila fiero
soñando la infeliz con la almohada,
cuando despertó de súbito acero


un vendaval de horror en tu morada,
con la locura de un cultivo postrero,
a oscuras la sentencia ejecutada.


Enterradita a las cinco como torero valiente,
partes al descanso que aquí no tuviste,
ya eres eterna luz porque subiste,
al desconsolado corazón de tu gente.

D.E.P

4 comentarios:

Elena dijo...

Precioso poema, una pena que la dedicatoria tenga una causa tan terrible.

Besos.

Taty Cascada dijo...

Desgarrado poema, y desde esa infinita tristeza que se adentra y me eclipsa las pupilas, existe una belleza que sobrepasa el texto.
Un beso para ti poeta.

Lola dijo...

No hay regalo que no se quiera hacer y que éste se pueda despreciar. Sin embargo, tú, te vés "obligado" ha hacer un regalo que nunca hubieras querido hacer y que la víctima nunca hubiera querido recibir... Poema dedicado a una víctima de la violencia machista. Aún así..., no dejas de escribir bonito.


Un abrazo, Luis.

Luis Sánchez García dijo...

Elena, Taty, Lola, gracias por vuestras palabras, mi tristeza de estos días es común a todo mi pueblo, un pueblo pequeño, de gentes sencillas y humildes que despertó un domingo para ratificar que la realidad supera todo lo imaginado, y que el ser humano es capaz de lo mejor y de lo más detestable y deleznable que se pueda concebir, estamos tristes por lo despreciable del suceso, por todas y cada una de estas mujeres que son victimas de personas que no merecen llamarse hombres, nada justifica una violencia tan horrenda e inútil.
... Y el dolor de los hijos, cuando su propio padre les quita lo que más querian, como se puede perdonar lo que no tiene perdón de Dios, como se puede vivir así en tan trágica tesitura, estoy triste, me siento decepcionado, lleno de rabia e impotencia, y me pregunto...
¿Qué trama poderosa reunió tanto odio de la imaginación en ese punto exacto...?

Un abrazo enorme para vosotras amigas.

Luis.