jueves, 31 de diciembre de 2009

TE PIDO


Me espera una barca reflotada,
de remo que el esfuerzo multiplica,
la negrura que dista en la hondanada
lo lastimado que a mi alma salpica,


tan sólo me queda la coartada
del que a la desesperación replica,
y a toda mi esperanza conformada
cuando a tu dulce sortilegio ubica,


de llanto extremo que de nada llora,
dejaste con sed la acequia sonora,
un amor que descomunal reclama,


al invierno que al rebosar derrama,
mi única realidad la que te implora,
que no se extinga en mí tu breve llama
y te acuerdes de mis noches, señora.

3 comentarios:

Elena dijo...

Luís, en mi torpeza sólo acierto a descubrir que me emociona, me quedo en la superficie, no llego al fondo.
Este poema es para mí un cuadro surealista, no lo entiendo, pero me gusta.

Besos.

Taty Cascada dijo...

Luis:
Amigo, entiendo tus metáforas y entiendo tu nostalgía. Espero que ese amor no te lastime tanto.
Maravilloso comenzar el 2010 con bella poesía, sólamente me queda por desear, que vengan días mejores, y que en el próximo escrito tu barca encuentre puerto seguro.
Querido poeta, un abrazo y un beso para ti.

Lola dijo...

Holaaa, holaaa!!!.

Pues a mí me pasa como a Elena. Quizás no encaje muy bien esas metáforas por que a veces, me cuesta entenderlas.

De todas formas si que percibo en ellas mucho dolor, angustia, desconsuelo, mucha pena e intranquilidad, mucho sufrimiento y agonía.

Espero, amigo Luis, que lo que escribes en tus versos no sea un fragmento de tú vida diaria.


Un abrazo muy, muy grande!!!!.