domingo, 17 de enero de 2010

SI UN DÍA


SI UN DÍA, paso el umbral de lo perenne
y sin querer, lo hago sin despedirme,
quiero que me busques en tus manos,
en tu pelo, en el brillo de tus ojos,


mas no quiero que te sientas triste,
ni que tu risa cese en su alegoría,
mi corazón te estará rondando
como día de lluvia pegado a tu vera,


por eso no quiero que desfallezcas,
ni que dejes de cultivar en la aridez
de este planeta, ya sin el celeste,
ya sin la rosa,


un día no lejano sabes que volveré
a contarte porqué te escribo,
a decir a todos porqué te quiero.

9 comentarios:

Elena dijo...

Qué preciosidad Luís. Hay muchas maneras de decir te quiero, la tuya es simplemente insuperable.

Un beso, poeta.

Taty Cascada dijo...

Querido poeta:
Estoy cierta, que cuando partas en ese viaje al infinito, tu compañía y tu amor habrán sido para tu compañera, tan preciosa, tan única, que estarás por siempre en su vida presente. Será fácil, que ella te encuentre en cada bello atardecer, en la armonía de los astros, en el ocaso del sol que muerde las rocas, en una rosa de primavera, en su clara mirada cada amanecer.
Precioso escrito, bellísimo.
Un abrazo y un beso para ti.

María Jiménez V. dijo...

Me quedo extasiada en cada una de tus letras...
Llegas hondo y tocas las fibras más intimas del corazón
Sublimes son tus versos y llenos de sentimiento que logras transmitir totalmente.
¡Me encanto!
Besitos.

Lola dijo...

Precioso!!!, lindo poema éste que escribes, amigo Luis.

Te aseguro que si algún día marcharas sin despedirte, ella no durará en buscarte en tus letras. En éstas preciosa letras te podrá encontrar y te sentirá cada vez que te busque.

Un placer leerte..., un gustazo caminar por tus poesías.

Un abrazo, Luis.

Luis Sánchez García dijo...

Elena, gracias por tu atmósfera, por tu alquimia de íntimas presencias transparentes, fluyendo hacia la luz de unas palabras maravillosas.

Un abrazo amiga.

Luis.

Luis Sánchez García dijo...

Amiga Taty, eres ese aliento de paz, que al aspirarlo, ya es solamente gota de lluvia redentora.

Gracias por tus palabras.

Un beso desde Andalucía.

Luis.

Luis Sánchez García dijo...

María, tu y yo nacemos al mismo tiempo, indecisiones de espesa trayectoria, nuestros abismos congénitos, el peso del expolio que sufre lo que soñamos.

Un abrazo amiga.

Luis.

Luis Sánchez García dijo...

Lola; a tu oido llegue la leve música, concierto de la junquera,
quedate con mi estandarte, de color azul mi banderola
... pero nunca dejes de arroparme.

Un beso grande.

Luis.

Lola dijo...

...arropado estarás...

Un abrazo para tí.