sábado, 11 de julio de 2009

VOSOTROS


Porque podéis amar, porque es la fruta
para vosotros y es vuestro consuelo;
porque sabréis que no sabrá a cicuta,
aunque ácido parezca, ese pomelo;


porque hoy el sol parece un caramelo
que untado en miel dejó el papel, la ruta;
porque es vuestra la música y el celo
y, por lo tanto, vuestra la batuta;


porque ya el fuego os eligió custodios,
sabed qué prenderá con este incendio,
qué será vuestra piel cuando esté ardida.


No os rebajéis a súbditos por odios.
No os resignéis al pan como estipendio.
No os conforméis con menos que la vida.