jueves, 2 de julio de 2009

EL GOBIERNO DEL PUEBLO


Y cada cuatro años el sufragio
de unos hombres con juicios de aluminio:
grises y maleables. Escrutinio;
qué hacerle si sus vidas son un plagio


de vidas anteriores, un presagio
de otra existencia bajo el patrocinio
de dioses que no escuchan, y el dominio
de héroes que no impiden el naufragio.


Sobre un parque de leyes y de chicles
en un banco la sombra de pericles
lía un pitillo; espera oír las gracias


y sólo ve un gentío arrepentido
al desamparo de las democracias
con un juicio ya dado por perdido.