sábado, 24 de julio de 2010

POLVO


La piel que se sube y embaraza,
la piel que desnuda gatea,
la piel que a deshora indaga,
la piel que desata tifones,
la piel que apunta guiñapos,
la piel que traspasa lo umbrío,
la piel que recurre y pierde,
la piel que asqueada intriga,
la piel que podrida cabalga,
la piel que de noche se estremece,
la piel que encierra el enigma,
la piel que sin alma,
... pellejo.

1 comentario:

Taty Cascada dijo...

En verdad sin piel no somos nada, es como nuestro corazón sin amor ¿verdad?.
Un abrazo amigo.