domingo, 8 de agosto de 2010

VOLVER


Allí donde duerme el pájaro obscuro en agosto,
y caminan minúsculas serpientes amarillas,
allí donde, el dolor es una manzana abierta
sobre la calor y cintura de amantes,
te miro, y tiemblo.

Allí donde el agua no revela su condición,
y el misterio pulcro de la vida se solivianta,
allí donde, mi mano no toca los rebaños
escondidos tras el polvo que narcotiza,
te miro, y tiemblo.

Allí donde todo comienza de noche a morir,
y se mudan las flores con parsimonia,
allí donde, la fiera aún permanece dormida
cuando el tiempo desafía a la sangre,
te miro, y tiemblo.

Allí, en la frontera hecha temblor,
... de tu cuerpo.

4 comentarios:

Taty Cascada dijo...

Allí, donde todo comienza y todo termina...Donde la cadencia cruza las palabras, para volverlas versos en un beso.
Un abrazo.

Paloma Corrales dijo...

Allí donde un mira sin máscaras y estrena la mirada... precioso.


Un beso.

Luis Sánchez García dijo...

Taty: Todo estuvo,está y estará allí en el corazón del hombre, en la mirada del niño, en la nostalgia del anciano, con un mismo deseo, con un dolor semejante.

Gracias amiga, besos.

Luis.

Luis Sánchez García dijo...

Paloma, mi deseo es llegar allí para quedarme sólo con las palabras justas.

Un beso.

Luis.