viernes, 9 de octubre de 2009

ESPACIO PARTIDO TIEMPO


Se fue, y todos dormían.
Agotó un jilguero meticuloso y azul
en la mañana preclara y afonías.
Era una ruta linfática casi segura
donde se recupera la madrugada,
perdió el mañana ya escrito
cuando rodaste junto a la inocencia
asfaltada y que siempre queda.
Era tentador aquel resorte mimético
y el alcohol hizo el resto,
así truncada toda meta futura, se desviven
escasas las rosas en la gravilla,
hasta que el recuerdo aguante.

4 comentarios:

María Jiménez V. dijo...

Profunda melancolía que como pétalos de rosas se va deshojando del alma......
Un abrazo en la distancia
María

Luis Sánchez García dijo...

Gracias María por tus bellas palabras.
Un abrazo desde Andalucía

Luis

Anónimo dijo...

¿ Aguantará el recuerdo tanta perturbadora agonía?, no lo sé amigo mío, ese tipo de partidas quiebran el alma, en trocitos,en milimétricos pedacitos, y nos deja el lloro, la lágrima como una única forma lastimosa, de asirnos a lo que queda de vida.

Saludos cariños desde Santiago de Chile.

Tatiana
http://secuenciasdelalma.blogspot.com/

Luis Sánchez García dijo...

Asi es Tatiana,ese es el mensaje del poema.

Gracias por tus palabras llenas de sensibilidad.

Un abrazo desde Sevilla
Luis