miércoles, 12 de agosto de 2009

PASTORA


Pastora de la hendidura,
del altiplano, con mesura
el rebaño descalabrado rumia.
Pastora de la tarde
en romería descabalgada,
hay jaurías, revoluciones
donde la cadena, la mecha
se acobardan miserablemente.
Pastora asomada al terraplén
resbaladizo y encabritado,
las rezagadas, más de cien
las lunas que te alumbraron.
Pastora cual designio,
llevas dentro del zurrón
silbido recién enfriado,
y un terrón de azúcar
negro, la escarcha
y una esquila que solicita
salvar al mundo.