jueves, 27 de agosto de 2009

MOTIVO DE ALARMA


Yo soy más libre que Dios
y mi voluntad más grande,
que si yo quiero me mato
y Dios no puede matarse.


Como una maldición
esta ansiedad,
este afán insaciable
de querer más.


Locomotoro, pan
con chocolate,
cuentos de la cigüeña
y chupasangres.