domingo, 24 de abril de 2011

DE LA VIDA LLEGO







Llego de la vida herido de ella,
del lazo roto que atraviesa las ciudades,
de la boca hambrienta lámpara de desierto,
de la tierra quemada donde ya no palpita
la voz de ningún jugo,
de las antenas de la melancolía
a veces enredadas como puños
contra las azoteas
las horas de la noche
que se desnudan para los ancianos,
de lo que abrasa periódico a través
y que es herida nueva
por el roce apagado de la tinta
los ceniceros, los supermercados
la venta del deseo
siempre pequeña fruta roja
y encerrada en la mano
la tempestad sin hueso
que cogiste del árbol para mí
el rastro de la suerte por la arcilla
la luna que se desprende y rompe sobre los azulejos
como si proviniera de un recuerdo
o las palabras que han nacido del daño
y es que nunca palabra fue inocente
los poemas los poemas los poemas
todo lo que desconocido vuelve a mí
cuando llego de la vida herido de ella.

2 comentarios:

Taty Cascada dijo...

Nueva presentación, te felicito Luis, hace tiempo que no visitaba tu casita virtual.
Y si la vida, la vida a veces nos hiere más de lo que creemos soportar; pero siempre el amor nos rescata.
Un abrazo.

María Jiménez V. dijo...

Hola Luis
Hace días, semana que no nos deleitas con tus bellas letras.

Espero que todo este bien mi querido amigo!

Un beso