miércoles, 12 de mayo de 2010

ADONDE


Y al morir,
adonde van nuestros sueños,
a qué dimensión desconocida,
en qué espacio se trocarán esperanza,
de qué infinitud para no ser nada.

Llegarán señales, alumbrarán
territorios que reconocemos,
en la renuncia hallaremos signos que nos eleven,
pasaremos de roca a polvo por amor al aire,
se irán todos del mundo que habitamos, un hormigueo
tal vez eléctrico acaparará nuestro rostro,
la rendición del que no halla respuesta.

Adonde se irá la unidad fingida, el deseo
interrumpido por el sudor y la cáustica,
porqué entramado extraño desaparecerá
el balanceo recluido, sin estridencia
encefalograma plano,
adonde se van nuestros sueños,
tan nuevos,
adonde.


14 comentarios:

Elena dijo...

Mucho me temo que los sueños se irán con nosotros... a no ser que los hayas dejado escritos en poemas tan hermosos como éste, y entonces permanecerán eternos como regalo para el que lee.

Un beso Luis.

Mari Carmen dijo...

Pues algo como lo que dice la amiga Elena es lo que te iba a decir yo. Todo quedará en nada, y dentro de un tiempo ni siquiera habrá constancia de que hemos existido.

Pero ahora... ahora estamos vivos. Es nuestro momento y hay que aprovecharlo para seguir riendo y soñando.

Un abrazo

Lola dijo...

Dicen que el recuerdo es el perfume del alma..., la poesía, tus poemas, son el recuerdo de bonitos y felices momentos que nos haces pasar cada vez que te leemos, amigo Luis.


Un fortísimo abrazo.

Taty Cascada dijo...

Los sueños quedan en nuestros escritos, en nuestra vida que compartimos, en cada suspiro del aire, en las flores, en los libros.
Un abrazo poeta.

Paloma Corrales dijo...

Mi querido Luis, aquellos que hemos hecho germinar, no lo dudes, nos sobrevivirán.

Un abrazo de los que no se acaban.

Luis Sánchez García dijo...

Elena, soñamos porque las espinas golpean y entran sin ruido en las ventanas oscuras de la memoria.

Un abrazo despierto.

Luis.

Luis Sánchez García dijo...

Mari Carmen, la calle quedará desierta,
tenebrosa la sombra en quietud y un llanto agudizará lejano,
la herrumbre que deja la hoja,
tantas veces abatida,
no doblegada,
volátil como una canción pretérita que al suelo cae,
... siendo ya otra.

Un abrazo largo de encuentro.

Luis.

Luis Sánchez García dijo...

Lola, sueño despierto y crecido allí donde el sendero,
se rompe para conocer el abismo.

Te abrazo, soñando en la mar amarga.

Luis.

Luis Sánchez García dijo...

Taty, yo sueño esperando que un golpe de aire, de repente, apague el fuego de mis ojos.

Un beso terminado en sazo.

Luis.

Luis Sánchez García dijo...

Paloma: Entonces, comprendes que no tengo alas,
ni músculos de acero y llama.

Un abrazo grande amiga.

Luis.

Maria Rosa dijo...

Querido amigo, haces una prgunta en verdo muy difícil de responder. A menos que los dejemos escrito para nuestros hijos o descendientes, nuestros sueños se iran con nosotros. Creo que vale la pena dejarlos escritos en poesia como lo haces tu para que alguién los pueda tener en cuenta, disfrutar y si es necesario para volverlos a soñar.
Gràcies por tu visita a mi blog. Un beso.

patricia dijo...

Luis, es un verdadero placer pasar por aquí, tus bellos poemas y la bienvenida del perrito, los bichitos sugiriendo dejar comentarios, pudieron conmigo!
un beso!

Luis Sánchez García dijo...

María Rosa, Y sus ojos se alejaron flotando
hacia algún sombrío pasadizo de la memoria.

Un abrazo desde Andalucía.

Luis.

Luis Sánchez García dijo...

Patricia, mi morada es tu casa,ven cada vez que quieras, yo te espero con los duendes que habitan y duermen entre la Ataraxía y sus raíces.

Un abrazo fuerte.

Luis.