viernes, 12 de marzo de 2010

PRIMAVERA


Otra vez llegaste sin avisar,
lo he palpado en el aire
y en el azul del cielo.
Llegas como siempre llegaste
sin piedad alguna,
sin contemplaciones,
sin respetar nada,
siempre inoportuna.
Y vienes y arrasas, porque si
impía y caprichosa,
con dones de coquetería,
llegas de incógnito
alterándolo todo.
Definitivamente has llegado,
me lo ha dicho el almendro,
el trinar de las golondrinas,
me lo ha dicho la amapola
... que empieza a ruborizarse.

8 comentarios:

Elena dijo...

Perdona Luis, pero ¿de verdad has notado que ha llegado la primavera? porque yo sólo veo lluvia y frío, jejeje...

Va llegando, es verdad, parece que el sol no se perdió, estaba detrás de las nubes. Hoy lo he visto.

Un beso.

Taty Cascada dijo...

Te cedo la belleza de la primavera por algunos meses, mientras yo me adentro del camino ocre del otoño. Sé que sabrás cuidar de sus colores, y de sus aterciopeladas fragancias.
Un abrazo Luis.

Luis Sánchez García dijo...

Elena; en los escaparates de la vida una vez más contemplo cómo falta la primavera.
De una manera casi sistemática,
inmensamente ausente.

Un abrazo mientras observo a las habas cargadas de flores.

Luis.

Luis Sánchez García dijo...

Taty; en la primavera del ánimo que deseo fervientemente para tu país,
-llanura y Dios- el nudo
con que atarse una arcilla transitoria
al arte de lo eterno en forma extrema.

Besos y abrazos compañera del alma tan temprano.

Luis.

Lola dijo...

Si que empieza a llegar la primavera!!!. Las lluvias se van yendo y el Sol empieza a calentar los marcos de puertas y ventanas.
Invierno lluvioso y frío..., Sol y moscas quiero!!!!.

Ese corazoncito debe florecer, amigo Luis..., la primavera no se puede detener por muchas flores que cortes.

Un abrazo muuy fuerte. Un beso, amigo.

Luis Sánchez García dijo...

Lola; gracias amiga que todo el tiempo sea para ti de primavera.

Un beso.

Luis.

Paloma Corrales dijo...

El azar me trajo y me encantó encontrarte; he disfrutado mucho leyéndote.

Saludos.

Luis Sánchez García dijo...

Paloma, el azar no tiene nada que ver, yo te esperé siempre.

Gracias amiga, un beso.

Luis.