lunes, 6 de septiembre de 2010

SI PUDIERA


Si pudiera,
te daría savia de nuevos tallos,
cuatro cisnes con ojos de niños,
por eso me cuido
de no pisar las junqueras.

Si pudiera,
ser la espiga que adormece la luna,
viento sin reproche de testigo
que eleve el sudor del hombre,
o simplemente pasea ante las arrugas del otoño.

Si pudiera,
te daría mi vida entera,
la lucidez de los trigales, más allá
del granizo que arde en la palma de tu mano
cubierta de amapolas que escuchan,
... si pudiera.

2 comentarios:

Taty Cascada dijo...

Si pudiera te daría brotes de mis alboradas, frutos de mis campos, semillas de mis manos...
Un abrazo poeta, desde el fin del mundo atraviesan mis ojos y mi admiración.

Luis Sánchez García dijo...

Gracias Taty por tus bellas palabras.
Recordarte que Chile pliega cada noche su lecho en el pequeño pulso de mis dedos. (ánimo para los mineros)

Un beso enorme.

Luis.