lunes, 9 de febrero de 2009

REFLEXIONES

Nada es para siempre, sólo el deseo de que así sea.